SACERDOTE JESUITA FABIÁN ZARRABE, PRESIDENTE DEL CREN, COMUNICÓ A “TACHO” SOMOZA CON LA CASA BLANCA

18:35 Fernando Luiz de Souza 0 Comments



Radioaficionados lanzaron SOS al mundo




El Padre Fabiá Zarrabe, quien radica desde hace varios años en El Salvador, destacó que gracias a la colaboración de sus colegas radioaficionados de Venezuela, México y Estados Unidos, al amanecer del 25 de diciembre de 1972 llegaron los primeros aviones con ayuda humanitaria desde distintas partes del mundo

Por Ernesto García | Terremoto

Radioaficionados lanzaron SOS al mundo
El mundo conoció detalles sobre el drama de Managua gracias a los radioaficionados. CORTESIA DE NICOLAS LOPEZ MALTEZ / END



Un clamor desesperado sacudió el espectro radioelectrónico mundial, en las primeras horas del 24 de diciembre de 1972. “CQ… CQ… CQ… Llamado general… Llamado General… Managua ha sufrido un devastador terremoto, este es un llamado de urgencia, este es un SOS”, repetían de forma insistente los radioaficionados aficionados, que informaban sobre el sismo de 6.2 en la escala de Richter, que hirió de muerte a la "Novia del Xolotlán".
El sacerdote jesuita Fabián Zarrabe, quien en ese entonces era el presidente del Club de Radioexperimentadores de Nicaragua, CREN, era uno de de esos radioaficionados que luchaba por informar sobre la tragedia, utilizando las bandas 20, 40 u 80 de alta frecuencia (HF).
Su equipo de radiocomunicación operaba desde la Universidad Centroamericana, UCA.




40 años después del terremoto de Managua
Eran momentos de angustia y dolor en Managua, todas las emisoras comerciales estaban silenciadas, fuera del aire, pues la mayoría estaban localizadas en el casco urbano de la capital y sus estudios centrales habían sido destruidos o sufrieron fuertes averías, por otra parte, la ciudad estaba oscura, sin fluido de energía eléctrica.
“La incertidumbre de la ciudadanía era total… nadie sabía qué había ocurrido en la ciudad, solo quienes vivieron en carne propia el embate de la naturaleza, estaban claros de que un devastador terremoto había destruido una de las capitales más modernas de Latinoamérica”, relató el religioso español, exprofesor de la UCA en Nicaragua, quien ahora radica en El Salvador.
Zarrabe, a quien El Nuevo Diario contactó vía electrónica con el apoyo del actual presidente del CREN, Juan de la Cruz Rodríguez, confirmó que fueron los radioaficionados de la época los primeros en avisar al mundo sobre la catástrofe acontecida en la capital nicaragüense, de la cual resultaron entre 10,000 y 20,000 muertos, más de 250,000 damnificados y el desplazamiento de unas 300,000 personas.
El religioso recordó que tenía poco más de una hora de haber regresado al hogar de los jesuitas en la UCA, cuando vino la mortal sacudida.
“Llegué a las 11 de la noche a la casa, pues estuvimos celebrando en varios sitios la clausura del curso en la UCA y para muchos, la graduación de la carrera. Todavía no me había dormido cuando sentimos la gran sacudida, que difícilmente olvidaremos los que en aquel momento sentimos tan terrible catástrofe, dijo Zarrabe 40 años después del holocausto.
Comparece ante Somoza Debayle
La mañana del 24 de diciembre, cuando todavía la tierra se mecía y el humo que salía de los escombros cubría la ciudad en ruinas, dos oficiales de la Guardia Nacional, GN, llegaron a la UCA en busca de Zarrabe, por órdenes de Anastasio Somoza Debayle, “Tacho”.
"Todavía estábamos con todo el susto –del terremoto-, cuando entró a la UCA un jeep militar a eso de las nueve y media de la mañana, preguntando por mi persona; eran dos soldados que venían de parte del señor Presidente de República, el General Anastasio Somoza, pidiéndome si podía ir con ellos a la hacienda “El Retiro” porque el General me requería”, recordó Zarrabe. Además, le dijeron que el Director de la GN se lo agradecería.
En 1972, según explica el doctor Danilo Aguirre, exDirector de El Nuevo Diario, el país oficialmente era gobernado por una junta de gobierno producto del triunvirato, como se le conoció al pacto político entre Somoza y el líder opositor de la época, el conservador Fernando Agüero.
Los integrantes de esa Junta de Gobierno eran el general Roberto Martínez, el empresario Alfonso Lobo Cordero y el propio Agüero. Somoza fungía como Director de la Guardia Nacional, recuerda el prestigioso periodista y abogado, Aguirre Solís.
La hacienda El Retiro, donde Somoza Debayle había habilitado su residencia, es donde actualmente está la sede del Instituto Nicaragüense de Deportes, IND. Allí fue trasladado Zarrabe para reunirse con el gobernante de facto.
“Tacho” Somoza le pidió que echara mano de sus habilidades y conocimientos como radioaficionado para contactarse internacionalmente y lanzar un S.O.S. al mundo.
“Fue entonces cuando Tacho volvió a suplicar si yo podía ponerlo en contacto con Washington para pedir ayuda humanitaria, y comenzar a restablecer las telecomunicaciones nacionales e internacionales, ya que Nicaragua en ese momento se encontraba en una situación lamentable y aislada del mundo", precisó el sacerdote jesuita.
Zarrabe recordó que Somoza le preguntó qué necesitaba para poder restablecer las comunicaciones con Washington, a lo que él respondió que solo requería de una planta eléctrica y un par de hombres con escaleras para colocar una antena de alambre tipo dipolo en el patio o jardín de El Retiro, y trasladar los radios y las antena que estaban en la UCA. El utilizaba un equipo marca Yaesu, multibanda, con capacidad de 100 vatios de potencia.
"En cosa de media hora ya teníamos el equipo funcionando y llamando a mis amigos de las frecuencias pidiendo auxilio para que me ayudaran a conseguir a Washington. Encontré enseguida a dos de ellos, uno de Venezuela y otro de México, que se pusieron a mis órdenes para tal encuentro, con la particularidad que los dos dominaban estupendamente bien el inglés, idioma que a mí no tanto se me daba", relató Zarrabe.
El jesuita recuerda que probablemente Somoza Debayle logró comunicarse con los Estados Unidos entre las 10 y 10:30 AM del 24 de diciembre; es decir, una hora u hora y media después que me llegaron a buscar los dos militares.
“Somoza logró comunicarse con la Casa Blanca, en una comunicación muy clara, a pesar que estábamos haciéndolo con una antena dipolo de 20 metros, en HF", recordó el religioso jesuita.
Estación terrestre satelital giró 13 grados
Somoza le explicó al entonces presidente del CREN, que la estación terrestre satelital, que en ese entonces era de la compañía Intersat y que estaba ubicada en el fondo de la Laguna de Nejapa, en Managua, había girado 13 grados en su base, debido a la intensidad del terremoto, y por tanto el país estaba incomunicado.
Por esa avería causada por el sismo, dicha instalación, una de las más nuevas en telecomunicaciones en Centroamérica, no se podía sincronizar con ninguno de los tres satélites con los que estaba conectada la estación terrena, y como estos no eran geoestacionarios era bastante difícil ponerlos de nuevo en funcionamiento de forma breve y efectiva, explicó Zarrabe.
El Padre Zarrabe, quien radica desde hace varios años en El Salvador, destacó que gracias a la colaboración de sus colegas radioaficionados de Venezuela, México y Estados Unidos, al amanecer del 25 de diciembre de 1972 llegaron los primeros aviones con ayuda humanitaria desde distintas partes del mundo para distribuirla, supuestamente, a los miles de damnificados.
Actores claves en desastres naturales
Los radioaficionados nicaragüenses también han estado presentes colaborando con la población en otras situaciones de desastres naturales, registradas en el país posteriormente, entre estos los huracanes “Juana” (1988); Mitch (1998) y, Félix (2007), señaló el periodista y presidente del CREN, Juan de la Cruz Rodríguez.
El CREN, en su labor de ayudar a la comunidad, también ha colaborado en la organización de puentes aéreos en otras situaciones de emergencia, como el maremoto de 1992, el terremoto de 2000 en Masaya, alertas de tsunamis, sequías, búsqueda de embarcaciones e incendios forestales, destacó el presidente de los radioaficionados.
Rodríguez agregó que en tiempo de emergencias manejan el 98% de las radiocomunicaciones, y la información que reciben la transmiten a la Defensa Civil.
Nicaragua, por su gran labor en este campo de las comunicaciones, ostenta la Secretaría General de la Federación de Radioaficionados de Centroamérica, Fracap.

0 comentários: